Librería

8

$5.000

Autor: Contanza Miranda
País: Chile
Año: 2019
Editorial: Metalibro
Medidas: 20,5x16cm

6 disponibles

ISBN: 978-956-401-273-5

Colección M del Metalibro

Con una luz cálida y una notable pulcritud en la imagen, se presenta esta edición dedicada a una selección de la producción fotográfica de Constanza Miranda, la que por primera vez sólo contiene imágenes de fotografía digital. La supremacía de esa luz cálida intensifica la sensación de un tiempo libre, dedicado al ocio, a las vacaciones que se expresa en cada una de las imágenes en color. Esta edición me hace reflexionar sobre el hecho de que si la fotografía tuvo un momento en que constituyó un privilegio en las manos de un fotógrafo o fotógrafa amateur, dándole la posibilidad de retratar su vida, sin duda, también, los viajes de turismo o descanso han sido parte de ese privilegio que se ha ido masificando. Así, ambas prácticas se han ido transformando y entrelazadas dan la posibilidad de contemplar el mundo, como si juntas fuesen moviendo los límites de las acciones que no tienen más objetivo que el ser. Los cuerpos tendidos al sol para tornar de color permitirá contar con el signo que durante y tras las vacaciones les dará la información para que las y los otros los miren y logren interpretar esa práctica de privilegio: desde mediados del siglo XX la palidez es un signo de vivir encerrado, quizás en la enfermedad o la esclavitud del trabajo moderno.

Cuando entramos en ese mismo espacio de privilegio, en el plano de la contemplación y la reflexión, y nos detenemos a observar estas fotografías emerge la idea de estar viendo una clara composición geométrica en los encuadres -como si los cuerpos se dispusieran ordenadamente de forma intencionada- que hacen que estas imágenes tiendan a la abstracción. Esa abstracción se ve reforzada por las fotografías de arquitectura urbana, edificios, canchas de tenis y ventanales de negocios, en donde los cuadrados, los círculos, las líneas rectas y las formas casi perfectas toman el protagonismo. Entonces ya no veo edificios, no veo ropa, no veo bañistas. Veo un círculo perfecto y naranjo, veo cuadrados vidriados, veo triángulos de tela celeste, negra, un pequeño rombo rojo, veo rectángulos de distintos colores, una diminuta elipse amarilla y un cuadrado rayado blanco y rojo.

​Y aun podemos profundizar un poco más en el plano de la contemplación. Cuando miré por primera vez esta selección, con su inteligente orden, sentí una angustia, una pequeña soledad indescriptible y no logré tener claridad de dónde venía esa sensación. Ahora, que escribo este texto me he dejado llevar por la intuición, y en ese fluir observo que ese sentimiento surge de la certeza de una paradoja terrible: mientras la naturaleza de las playas se ve invadida de gente, las ciudades construidas para vivir, se encuentran casi desiertas. Entonces veo una plaga moviéndose permanentemente preparada para la invasión.

Monica Salinero

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “8”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Flach Tienda Galería

Espacio dedicado a la fotografía chilena y latinoamericana.
Villavicencio 301-A, Santiago centro.
Horario: de Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00